Posts etiquetados ‘macri’

Esteban Bullrich

Uno camina por la calle, escucha charlas de refilón y recorre las redes sociales. Se nota, che. la atención de muchos está enfocada en unos billetitos verdes que vienen de otro país. No sorprende con tantos amantes de lo foraneo que pueblan esta noble tierra llamada Argentina.
Ahora si sorprende, que ni medios (ok, eso no sorprende tanto) ni gran parte de los ciudadanos de CABA se hagan eco de las lapidarias declaraciones del ministro de educación porteño Esteban Bullrich. ¿Que dijo? Se puede leer acá, pero se los transcribo un poco.
Primero aseguro que “entre 7 mil y 9 mil chicos podrían quedar sin vacantes en la escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires”. Todo lindo, muy en sintonía de todas las veces que funcionarios del partido de Mauricio Macri dijeron no estar vaciando la educación pública. Yo los tengo a todos muy presentes diciendo que no hay un plan sistemático en contra de la educación pública. ¿Ustedes? Y sin embargo, acá estamos. Cada vez más problemas para la escuela de todos y cada vez más millones que subsidian a las privadas.
Bachelet, en Chile, arma su campaña alrededor de un giro hacia la educación publica, inclusiva, gratuita, pero Mauri y sus amigos PRO que se la pasan alabando “el modelo chileno”, van en contramano. Ah, que gil, debía ser el de Piñera. Claro, suena Lógico que a Macri le gusten los gobiernos que provienen del sector privado. Opa, otra vez hablando de lo privado. ¿Casualidad? No lo creo.
Volviendo a las declaraciones de Bullrich, el ministro pidió “disculpas a las 4 mil familias” que no podrán mandar a sus hijos a la escuela pública y ante la falta de vacantes deberán buscar una alternativa en algún instituto privado.
Espero que no se hayan preocupado tanto aún, porque por suerte se está trabajando en la solución. Bullrich se refirió a las aulas conteiner. Si conteiner. Porque ni en pedo vamos en contra de la educación pública, pero pedimos disculpas por los errores y los subsanamos con una licitación (Más guita para algún privado) y metiendo a los pibes en un conteiner. Total, ya fue todo. Y dice: “Estas escuelas sirven, porque tienen un muy bajo tiempo de construcción y porque le van a dar a la ciudad de Buenos Aires más escuelas. No es cierto que son más caras, sino que son más baratas y fueron construidas mediantes licitación pública y todos pueden verlas , porque son públicas”.

No sé que más agregar, pero si recordarles la frase de cabecera de Mauricio Macri: “Donde hay una necesidad, hay un negocio”.

Anuncios

Entre balas de goma y gases pimienta pasé mi día. Mauricio Macri es represión. Eso está claro. La Policía Metropolitana está en crecimiento. Cada vez más preparada, equipada y educada para violentar ciudadanos.
Mariu Vidal dice que la policía se defiende. Yo vi otra cosa. O quizás creen que necesitan defenderse de los fotógrafos y ese es otro problemón.
Hoy vi mucho colegas heridos. Al fotógrafo de Clarín se lo llevaron detenido y esposado. Para los que no lo sepan, no se detenía a un reportero gráfico desde que volvió la democracia. No me parece menor.

Gracias a todos por los llamados. Estoy bien. Solo tengo unas marcas de balazo en la pierna y los ojos irritados. Orgullo de ser parte de M.A.F.I.A!

Interno del Hospital Borda herido de 21 disparos de balas de goma durante la represión de la Policía Metropolitana.

Interno del Hospital Borda herido de 21 disparos de balas de goma durante la represión de la Policía Metropolitana.

Foto: M.A.f.I.A. (Movimiento Argentino de Fotógrafxs Independientes Autoconvocadxs)

Sala Alberdi

La policía Metropolitana avanza.
Cubierto por una fila de escuderos, el líder de grupo reparte órdenes:
– ‘Avancen’, ‘Quietos’, ‘Formación’.
Gritos que se escuchan en medio del estruendo de las escopetas. Las pistolas de paintball se asoman constantemente de la masa represora en busca de un blanco.
– Ahora vamos a hacer ruido, que nos escuchen llegar – grita una vez más en una arenga que convierte los pasos de las botas en golpes sobre el asfalto de la Avenida Corrientes.
Los chicos (sí, chicos) retroceden. Se alejan hacía el obelisco ante el arrollador paso del BRI (Brigada de Respuesta Inmediata de la Policía Metropolitana).

En medio del caos no puedo evitar pensar que quizás una respuesta pacífica ante tanta locura, sería un buen camino. Sin embargo la falta de organización y lo desproporcionado del accionar policial, juegan una mala pasada. Como si la realidad me contestara en tiempo real veo venir un pibe en bicicleta. Se ve ajeno a la situación. Me hace acordar al tipo que en las películas de zombies que se despierta en un escenario apocalíptico y tarda en entender lo que pasa a su alrededor. Lo miro. Se acerca cada vez más. Siento la necesidad de advertirle, pero no hay manera desde el rincón del edificio en que me resguardo de las balas, las piedras y los gases.
El pibe llega hasta la línea de policías que marcha implacable. Pasa a unos metros y parece que saldrá indemne. Pero no. Uno de los policías se desprende de la formación y lo persigue. Con saña, con la misma saña del que minutos antes corría a un pibe de unos 17 años al grito de:
– Atrapen a ese sucio.
Sucio, lo que se dice sucio, me pareció el instante en el que ese policía le tiraba gas pimienta en la cara al pibe de la bicicleta.
El pibe cae. Miro desde mi escondite su cara enrojecida, la bicicleta tirada, el tacho prendido fuego.
Ya es noche cerrada. La mayoría de la gente duerme.
Pero los pibes de la Sala Alberdi no. La Policía Metropolitana tampoco.
Hay mucho en juego.
De un lado, la cultura. Del otro la represión.

Texto: Gonzalo Pardo

Foto: M.A.f.I.A.

Sala Alberdi

Llego a mi casa entrada la madrugada.
Fuimos con M.A.f.I.A. a cubrir el desalojo de la Sala Alberdi. Nos llamaron porque había un despliegue fenomenal de la Policía Metropolitana.

Los chicos que acampaban en la entrada levantaron la medida por 48 horas para favorecer el diálogo con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En una actitud artera, el gobierno faltó a su compromiso y cerró la reja que separa la plaza seca de la vereda, dejando a algunos de los chicos del lado de adentro, encerrados.

Otros se concentraron ahí mismo, en la calle, advirtiendo que el Gobierno estaba faltando a su compromiso de negociar con Hernán Lombardi, el ministro de Cultura.

Yo ví a los mismos policías iniciar un incendio que desembocó en la primera “reacción”: una manguera, mucha agua dirigida a pibes armados CON NARICES DE PAYASO!!!

Después de eso vinieron los gases y las balas de pintura para marcar a los que tomaban el lugar. A los pocos minutos empezaron a sonar balazos. Ahora, hay confirmados dos heridos con balas de plomo. Uno en el Hospital Argerich, el otro en el Durand.

Es doloroso verlos reprimir de noche, dejando a oscuras el edificio a placer, armando una emboscada desleal, indigna de un político que se precie.

Es una falta de respeto la manipulación de los medios que cuentan una historia muy diferente de la que vivimos los que estábamos ahí. Sabemos que la glándula de la ética la tienen atrofiada y esto no hizo menos que confirmarlo una vez más.

Mienten: no hubo enfrentamiento. Hubo una represión brutal.

Los ministros Hernán Lombardi y Guillermo Montenegro le niegan entrevistas a todos los medios que no sean TN.

La policía nos corrió dos, cinco, ocho cuadras… pero no se conformó con eso: un efectivo disparando un cartucho de gas lacrimógeno a la cara de un pibe que iba en bicicleta volteándolo en un charco de sangre no es menos que un acto de sadismo. Lo ví con mis propios ojos.

Pibes con un promedio de 25 años que reclaman el uso de un teatro, el acceso a la cultura popular, el desarrollo de actividades comunitarias.

Políticos que defienden con balas el uso de esa estructura para la realización de actividades privadas: los mismos políticos que alquilaron el Teatro San Martín para festejar el cumpleaños de un empresario.

Cultura versus balas.
Así NUNCA va a estar bueno Buenos Aires.

Texto: Nadia Lihuel
Foto: M.A.f.I.A.

Interesante video para entender lo que se vota cuando se vota a Macri.

Hoy, por primera vez desde que arranqué con este blog, no soy yo quien les escribe. Hoy, estrenamos colaboradora: (redoblantes!) Barbara Pistoia. Barb es la primera de una lista de colaboradores que cada vez crece más. Si alguien lee esto y tiene ganas de participar, escribanme acá y hablamos. Sin más preambulos, los dejo con el texto de Barb (Con un pequeño aporte fotográfico mío) que lleva mucho de lo que sentí yo también desde el domingo a la nochesita.

Falta envido y truco, chiste la ciudá

Me levanté sin ganas de leer nada. Justo hoy hice piquete al hábito obligatorio de mi rutina matutina de despertarme al amanecer, a los golpes, para leer todos los diarios. Sí, todos. Pero hoy quise desintoxicarme y quedarme con esta sensación guardada que tengo desde las 19hs de ayer aproximadamente…

A esa hora en el colegio que me toco fiscalizar ya teníamos los sobres abiertos, con las boletas sobre la mesa. Lo primero que pensé fue: “Qué boludos los que pensaban que Pino le restaba al PRO”, definitivamente con las cartas sobre la mesa, Solanas no se presentó a Jefe de Gobierno, se presentó a ser colectora del macrismo con carpa.

Aclaraba lo de los diarios porque creo que hoy, solo por hoy, al menos en lo personal – claro que éstas son líneas de una periodista dependiente de sí misma e independiente de los otros – me resulta muy sano dejarme así, en esa pureza de las primeras percepciones conviviendo con las de ahora,  sin que se me ensucien con toda esa información que baja en los diarios o en la tele, porque de esta forma me siento haciendo lo que no puedo hacer pero que interiormente me late por todo el cuerpo:  desde que supe como cerraba mi mesa,  y empecé a hablar con los compañeros de las otras, e incluso de los demás colegios, quería ser Forrest Gump y entrar a correr desaforadamente como un animal de selva, sin tener mas que decirles a cada uno que se me pase por al lado: “la tenés adentro!” Primitiva y hambrienta, así levanto la bandera del enojo, que habla de la dignidad, y la de la tristeza, que habla del amor al modelo nacional, tan lejos de nuestra ciudad.

Que se entienda: no es novedad el análisis sobre la gente que habita esta ciudad, no todos porteños de naturaleza, pero sí de conveniencia y convivencia. Es muy fácil señalar el dedo al porteño, pero también hay quienes viven aquí sin nacer aquí y que con el tiempo se comen la vorágine misma… A la vez siento que ya es una señal alarmante la que sucede, porque evidentemente esta ciudad no tiene mucho aprecio por los movimientos populares, su máximo pseudo progresismo vino con la elección a Jefe de Gobierno de Aníbal Ibarra, entonces uno puede comprender que a los que estamos de este lado nos cueste mucho laburo el lograr el voto confiado. Y ahí va el punto de partida para mi enojo con todos, y la tristeza para con tantos otros, pero haciendo un parate en el intro, porque la Ciudad en definitiva respondió como siempre lo hace, sin detenerse a ver atrás de sus vidrios polarizados que hay un país con cuadros políticos que no son los de siempre. La elección del domingo, huele a naftalina en un país que florecen mil flores por segundo… Ignorarlas o no, es la cuestión, con esa enfermedad tan atroz que es la ignorancia, que le duele a todos, menos a los que la padecen (sabio Voltaire, sabio)

Pero hable de un intro, y lo comparto a ver si entre todos podemos encontrarle la vuelta: ¿Qué nos pasa qué no podemos llegar a la gente, aun con el beneficio que en octubre seguramente muchos de los que ayer no respondieron al modelo nacional, en octubre sí votarán por Cristina? ¿Qué nos pasa que no podemos explicar la importancia mínima de la unión en la construcción, y así despertar el instante de reflexión inevitable en una elección de esta clase? ¿Cuánta participación activa tomamos entre lo que pensamos y hacemos en lo cotidiano para generar puentes colectivos? ¿Cómo contrarrestamos la maquinaria mediática del poder económico sin caer en los lugares comunes de los reconocidos logros de programas como 678 y TVR? ¿Se darán cuenta por qué es justamente tan necesario que existan esos programas, cuándo aun así y todo, no alcanza?

La ecuación para recuperar Buenos Aires era simple y no pudimos transmitirla: no había que dividir votos, no votar a Filmus perpetuaba a Macri, y no lo digo desde mi militancia e identidad política, incluso no lo digo en contra de ningún político puntualmente, lo digo como lógica sabiendo justamente lo que son “los porteños y los porteñizados”. No negocio ni el cuadro ni el contenido político, creo fervientemente que el camino, el único posible, es el pensamiento comunitario y no cedo en la revolución cultural, pero la comunicación se hace de cada parte participativa, por eso creo que la autocrítica es necesaria porque no estamos llegando a despertar la atención de los vecinos. Sin tener que soltar globos de colores, debemos rever la forma en la que dialogamos con personas que no les interesa recibir conciencia colectiva, pero sí un bienestar asegurado, sin saber exactamente cuanto de responsabilidad en ese logro tiene una política de ciudad, y el modelo nacional. (Ejemplo: se le da a Macri el reconocimiento por la baja de mortalidad infantil, pero en sí esa gran noticia se revierte en Buenos Aires tras el anuncio y la aplicación de la Asignación Universal por hijo)

Subrayo algo: vecinos. El talle de ciudadanos les queda muy grande, su postura ciudadana no es más que un bufeo en la cola que se arma para votar a las 17:45hs. No es un detalle menor ni una cualidad democrática a pasar por alto. También me gustaría saber como contagiar e inspirar ese cosquilleo que siento cada vez que hay que ir a votar… obviando la urgencia de resolver situaciones edilicias de educación, el plan de Instrucción Cívica en los colegios no puede esperar mucho más.

Volviendo a las listas, no nos hagamos los bobos, Pino resultó tan rehén del PRO, que la cantidad de boletas cortadas y combinadas entre Proyecto Sur y el macrismo son todo un símbolo de individualismo y de la tibieza capitalina. Ay, Eva si vivieras, qué no daría por oírte en vivo hablándole a los tibios, tocándoles el orgullo… ah, Eva, cierto, cierto… tu voz hoy va por medio de la garganta de Cristina, por eso también no se cede en la revolución cultural y en la apuesta extrema, sin miedo a los que opinan con “militancia” de manual.

Lo dicho y hecho, ya está. Ahora el desafío es la construcción constante, aun cuando tenes a tu propia ciudad y al gobierno de la misma mirando a otro lado: hacia la nada misma algunos, otros hacia su pupo y los otros hacia sus cuentas. Por ignorancia, por egoísmos, por comodidad, por convicción, por lo que sea: yo no la tengo adentro, ellos sí.  Su gobierno que es este, destruye. Yo me lo fumo, pero no me trago el humo, y mientras me armo uno con las mejores flores de todas…

Hoy, por todo lo que somos y hacemos, mas la entrega que hemos dado a esta campaña por el nombre de la causa, cada uno desde su lugar, desde sus formas y modos, nos podemos permitir sentir “así”. Pero así y todo, ya, hoy mismo, amigos, conocidos, compañeros y desconocidos, debemos salir con todo a demostrar que la ciudad es nuestra y que nosotros les damos la bienvenida a ellos, porque somos nosotros los que construimos y somos nosotros los que sí queremos a todos en nuestras calles, en nuestro cielo y en nuestro aire.

Más que nunca, ni un paso atrás, por mas que vengan a decirnos lo que quieran y de donde quieran. No le tememos a la rivalidad, porque justamente el rivalizar es parte de encontrar la mejor opción para una nueva posible construcción.

No importa cuánto somos, los porcentajes y los resultados son números, así como no se es popular por bailar una cumbia de Gilda ni se es humilde por vestir siempre la misma polera. Ellos tienen como hobby o como empleo salir a llevar un ¿propuesta? gubernamental; nosotros somos territorio y políticas de estado inclusivas, somos el compromiso y entre todos formamos los puentes que la memoria necesita para dar los presagios más felices que una sociedad aspira. Somos los hijos de las Madres, los nietos de las Abuelas, los hermanos de HIJOS, somos los compañeros desaparecidos y sus sueños arrebatados, somos Latinoamérica aun pidiendo justicia por los muertos del Indoamericano, somos los que estamos hoy indignados y viendo a Buenos Aires hecha una empresa de promesas incumplidas bajo el aura de un doble procesado. Entonces seamos los que seamos, lo que vale es lo que somos, por eso es momento de abrazarnos, y que en ese abrazo en el medio de los cuerpos dejemos acobijando todos los ideales, los sueños, las ganas, las voluntades, los grandes legados de nuestros maestros, donde ahí bien cuidada está la patria diaria, la que nos lleva a la soberana…. esa que ayer muchos dejaron a la buena de dios, esa que ya estamos saliendo a defender de cara al 31 de julio.

Sí Buenos Aires la tenes adentro! Sáquensela afuera y vamos por una ciudad sin fiebre amarilla pinchando el globo de color, el nuevo opio de los pueblos. Hay ballotage, rompamos el mito que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen y guardemos para siempre, en el cajón de los peores recuerdos, que ayer los vecinos compraron la bienvenida a la Ciudad Autónoma de la Burbuja. A dar pelea, sin rencores, que siempre estamos a tiempo de hacerlo mejor, lo importante es darse cuenta a tiempo.

Bárbara Pistoia, escritora y periodista, o viceversa, o las dos cosas cuando combinan, o ninguna cuando se neutralizan con el vértigo de la hoja en blanco. Asesora en la Legislatura de la Ciudad, dedicada, allí y afuera de allí, particularmente a Cultura y Derechos Humanos. El ser futbolera la llevo hasta el periodismo deportivo casi sin darse cuenta. Militante con colaboración voluntaria de Abuelas de Plaza de Mayo; y del movimiento nacional y popular, desde La Cámpora. Fundamentalista de las políticas de Estado como República, y como acción social, como espíritu propio de cada ciudadano; y también fundamentalista de la música, la lectura y la autogestión, como motores esenciales de la construcción nuestra de cada día. No tuvo crisis de los 30, pero tiene crisis socioculturales a menudo. Verborrágica y ciclotímica insoportable, oral y en letras, sin poder de síntesis no solo en la comunicación sino que también en su fe, convencida que la respuesta a Luis Alberto sobre ¿quién resistirá cuándo el arte ataque?, está en nosotros expresándonos y embelleciéndolo todo con conciencia colectiva. Y ahora experimenta hablar sobre si misma, en tercera persona, para sentirse Marado’ un ratito. Este link funciona como archivo viviente de varias cosas: http://www.flickr.com/people/haikumatata/

Hoy les dejo una excelente carta dirigida a aquellos que a pocos días de las elecciones en CABA piensan votar a Macri. La escribió Nicolás Lichtmaier, en su blog “Revoleando Palabras”.
Juntos venimos bien?

El voto es la expresión última de nuestra soberanía como pueblo, y por eso hay que respetar la elección de cada votante. Eso no quita que uno quiera, a veces, cuestionar ciertos votos. No quita que uno se rasque la cabeza sin entender por qué la gente decide votar de cierta manera. Eso me pasa a mí ahora y para entender un poco sobre esta cuestión te agradecería, a vos que votás a Macri, que te prestes a este experimento. El experimento consiste en cuestionar ese voto por Macri. ¿Por qué lo votás? Yo no lo voy a votar, sin embargo creo que vos y yo debemos querer cosas parecidas para la ciudad. Que sea linda, limpia, cómoda y justa. Algo no cierra. Recorramos entonces alguna de las razones por la que quizá lo votás y veamos si estás eligiendo realmente según lo que queremos para la ciudad.

¿Votás a Macri porque querés viajar mejor y apoyás su política de transportes? La ciudad de Buenos Aires tiene un fanatismo: el subte. Los porteños siempre estuvimos pendientes de si se construye, de si no, de cuánto, de cómo. Y eso tiene un par de buenas explicaciones: A pesar de que en nuestra ciudad, por cómo es, el subte es la única solución al transporte masivo, recién contamos con menos de la mitad del subte que necesitamos. Y la otra razón para estar tan pendiente es que hacer subte es algo caro, es algo groso, importante, cuesta mucho… Funciona entonces como una buena medida de la voluntad de un gobierno de hacer cosas para la gente. A pesar de la mala situación económica, durante el gobierno de Alfonsín se construyeron varias estaciones en la E, se construyó el moderno Premetro y se alargó a la la línea D hasta Carranza. Cuando la ciudad se convierte en autónoma, se retoma con fuerza la extensión de la red. Es así como durante los gobiernos de De La Rúa e Ibarra se construyen las estaciones Puán (A), Carabobo (A), Tronador (B), Los Incas (B), Olleros (D), José Herńandez (D), Juramento (D), Congreso de Tucumán (D)… ¡y se crea entera una nueva línea! (la H) Cuando Macri llega al gobierno encuentra Carabobo y Puán terminadas pero no inauguradas, la de Villa Urquiza casi lista y el tramo a Corrientes (H) al 50%. Macri alarga los trabajos faltantes y termina inaugurando fuera de término esto. No inicia ninguna nueva obra. Macri sólo tolera y permite que lentamente se terminen las obras ya en curso. Macri no deja ninguna obra en construcción que le permita a un próximo mandato inaugurar una nueva estación.Su coartada había sido que no conseguía préstamos de afuera porque el gobierno nacional no le daba un aval. Eso era falso porque:

  • La ciudad siempre había construido con fondos propios, incluso durante la crisis del 2001/2002 en los que no había ningún financiamiento externo posible.
  • Hace ya más de un año la ciudad consiguió ese financiamiento. Se endeudó a una tasa altísima del 12% anual en dólares. Pero cuando tuvo la plata… no supo qué hacer con ella. Parte de ese dinero durmió en un plazo fijo al %6,5. Finalmente pidió autorización a la legislatura para usar esa plata en otras cosas, porque no tenía planes de hacer subte.

La verdad de la cuestión, más allá de las excusas, es que Macri siempre se mostró privilegiando a los colectivos. Mientras decía que no había plata para subtes proponía construir una autopista por debajo de la 9 de julio… un proyecto faraónico. También trató de modificar el trazado de la línea H para que no termine en Retiro y así, según dicen algunos, no perjudicar a los colectivos (porque la gente podría combinar entre el tren y el subte). Otra prueba del cariño de Macri por los colectivos, a diferencia de los subtes, es el apuro en introducir el Metrobus, que, si bien no es algo negativo, no es más que un carril exclusivo por donde van las mismas líneas de colectivos de siempre (algunas con unidades renovadas, pero que también son colectivos normales a gasoil). Pero incluso en el tema colectivos el gobierno tiene muchas falcencias: las paradas de casi toda la ciudad siguen siendo ruinas destartaladas… El próximo gobierno encuentra, además, un panorama desolador en cuanto a subtes en la ciudad. Macri deja tierra arrasada. La empresa que había construido los subtes, Subterráneos de Buenos Aires S.E., es una sombra de lo que fue. Esa vieja empresa, por décadas había proyectado, diseñado, planeado nuestros subtes. Macri la desfinanció, la vació. Sus ingenieros buscaron otros trabajos, la empresa fue perdiendo capacidad y ahora el gobierno macrista propone que todo nuevo subte sea contratado a empresas extranjeras “llave en mano”. Macri deja para esto unos sospechosos contratos con empresas chinas. La ciudad perdió con Macri la histórica capacidad de construirse sus propios subtes. ¿Votás a Macri porque finalmente alguien hace algo por los que más lo necesitan? Ante la la trillada “crisis de la vivienda” Macri había prometido decenas de miles de viviendas. Habrá hecho como 4. Otro gran y viejo proyecto fue el Hospital de Lugano. Lugano es un área con muchas necesidades rodeada de porteños que tienen los mismos derechos que el resto, sin embargo están allá, lejos y olvidados. Un Hospital es una vieja promesa para todo ese barrio y alrededores y fue parte central de lo que Macri se comprometió a hacer. ¿Lo hizo? No, en vez de un Hospital (un gran edificio con muchas capacidades para las distintas especialidades de la medicina) hizo… una sala de primeros auxilios, un “centro de salud”. No es lo mismo. Pero cuando le preguntan por el hospital, responde con la salita disfrazada en telas que le quedan grande. De esto se puede leer hasta en Perfil. La promesa incumplida enredó al gobierno en demandas judiciales y amparos pedidos por los vecinos. Pero Macri fue más bajo. Decidió darle una “solución final” al tema de la pobreza en las calles. Para ellos, juntó gente del tipo que tiene experiencia en seguridad en boliches, los enlistó en un grupo llamado Unidad de Control del Espacio Público y los envió golpear y desalojar a lo que viven debajo de puentes o pasan la noche en la calle. Junto al grupo, conocido por su sigla UCEP, iba un camión de basura, para disponer de las pocas pertenencias de los indigentes desalojados. Esto ya superó el nivel “denuncia periodística”: Macri podría ser procesado por esto. En la declaración indagatoria le echó la culpa de todo a su ministro Juan Pablo Piccardo y dijo que él no estaba enterado (aunque hay elementos que lo contradicen). O sea que ya se asume la ilegalidad del hecho, sólo trata de escabullirse. Ah.. ¿Qué hace J. P. Piccardo ahora? Es presidente de la vaciada Subterráneos de Buenos Aires. S. E. ¿Votás a Macri porque querés más instituciones y república? Macri es nuestro Berlusconi. Es la primera vez que tenemos un jefe de gobierno procesado por la justicia en dos causas. Y no por un juez de primera instancia, sino con confirmación de la cámara (que es muy diferente, lo complica mucho a Macri que puede terminar preso). Macri vetó nueve artículos de dieciocho de una ley impulsada por sus mismos legisladores y ahora puede, y lo hace, confundir su imagen con la del partido. ¿No notaste que el amarillo Pro y los eslóganes del Pro son los mismos que los que se usan en sus actividades partidarias? ¿No notaste que desde que llegó Macri en las publicidades oficiales de su gobierno aparece él caminando y explicando? ¿Vos viste una publicidad del gobierno nacional en la que Cristina haga de locutora? No. La gestión de Macri estuvo plagada de negociados que no salieron en los diarios. El último negocio sospechoso es una licitación para la compra de netbooks. Según eso cada netbook le cuesta a la ciudad 919 dólares. Las mismas netbooks le costaron al gobierno nacional 323 dólares. Pero hay algo más… ¿quién provee esas computadoras tan caras? PRIMA, una empresa del Grupo Clarín… que no se dedica a vender computadoras. También, en las sombras que proyecta Macri se mueve Nicolás Caputo quien, sobre quien un artículo en el mismísimo La Nación dice: “las poderosas empresas de su familia tienen millonarios contratos de obras con el estado porteño”. La legislatura el encomendó a Macri crear una policía nueva, la Metropolitana. Macri ejecutó eso de la peor manera: Tomó toda gente echada de la federal. Quince de los veinte jefes de la nueva policía estaban procesados! Al final echó a 10… Entre los que debieron irse estuvo el “Fino” Palacios. Ese policía había alertado a un sospechoso en la causa AMIA de que “viene la cana”… estaba procesado por encubrimiento en esa causa! Aun así Macri lo puso al frente de su policía. Las críticas de familiares no se hicieron esperar. Macri reaccionó ante esas críticas.. ¿cómo? montó, con la ayuda de Palacios, una estructura de espionaje de los que lo criticaban. Para eso usó jueces misioneros nombrados por su amigo Puerta que le pasaban causas inventadas a su “agente secreto”, Ciro James, que retiraba cintas con las grabaciones que, como había causas, la SIDE hacía legalmente (pero las causas eran truchas!). A Ciro James se lo trajo Palacios (dicho por él mismo) pero para pagarle con plata de la ciudad se lo metieron en el ministerio de educación a Narodowsky. Es decir que Macri enhebró la estructura de espionaje con la misma estructura del estado. Por esa causa Macri tiene un procesamiento firme (quiere decir que, como dije más arriba, ya lo confirmó una cámara). La lista de negociados y problemas es larguísima, lo más nuevo es que los funcionarios de Macri se llenaron de plata de créditos del Banco Ciudad, que ellos mismos manejan. Por ejemplo le prestó 607.000 pesos a.. su vicepresidente, a varios otros funcionarios macristas (incluida la actual candidata a vicejefa, María Eugenia Vidal). ¿Votás a Macri porque finalmente hace algo con las inundaciones en la Av. Juan B. Justo? En verdad, la gran obra del “aliviador del Maldonado” no es de Macri, sino de Ibarra. Fue Ibarra el que mandó a hacer los importantes estudios necesarios, el que consiguió la financiación y el que llamó a licitación la ejecución de la obra. Pero justo ahí llegó Macri y, finalmente la obra terminó siendo ejecutada por una empresa de su primo. Es decir: lo único que aportó Macri a esa obra fue el detalle de corrupción. ¿Tiene derecho a usar esta obra en su campaña? No, pero… no tiene hecha en su gestión ninguna otra obra de esta envergadura! ¿Votás a Macri porque querés una ciudad limpia y ecológica? La ciudad está más sucia que nunca. Macri, además, ilegalmente dejó sin cumplir la ley ecológica de la basura, la ley de “basura cero”, que mandaba ir encontrando la manera de producir menos y menos basura. Este es un problema importante porque cada vez hay menos lugar alrededor de nuestra ciudad que quiera hacerse cargo de lo que nosotros tiramos. Por este tema Macri fue enemigo de Greenpeace.. ¡hasta llegó a meterlos presos por una protesta que le hicieron en este tema! Macri hace muchas publicidades que “huelen” a limpieza y ecología pero… ¿dónde está la recolección diferenciada por tipo de basura? ¿donde está la solución para el problema de las calles sucias por las bolsas abiertas? ¿Votás a Macri porque ya es necesario que alguien ponga orden? Cada vez que tuvo que ponerse firme ante situaciones que lo requerían Macri reculó. Los taxistas le torcieron el brazo y ellos mismos decidieron que deben ir por los carriles para colectivos (lo que no tiene ningún sentido). Las veredas de muchos barrios fueron ocupadas, ya no por artesanos, sino por vendedores que comprarán en el Once o en La Salada. En muchas zonas no se puede caminar. Sí, es un tema polémico este, pero si te interesaba… ni eso hizo Macri! Creó una policía, que legalmente tiene la atribución de desalojar… y… las veces que pudo hacerlo… no lo hizo! Macri prefirió hacer el papel de víctima y esperar que lo haga la Federal. Hay muchas cosas que la Metropolitana no puede hacer, eso es cierto. No puede investigar un robo a un banco, o un asesinato. Pero desalojos sí: es una de sus pocas atribuciones. Macri buscó especialmente en su momento que la tuviera. Sin embargo, a la hora de lo bifes puso cara de desamparado y fue a llorar a los canales de televisión. ¿Vas a votar a Macri? Cualquiera de todas estas cosas que abordé ya es razón suficiente para no votarlo. Algunas incluso merecerían que se lo eche del cargo. En particular los temas de la UCEP y las escuchas telefónicas. También ya es curioso tener un candidato procesado. Imaginá este titular en España: “Curioso: Los argentinos eligen a un candidato con dos procesos judiciales graves abiertos”. Los porteños podríamos tener una ciudad de lujo. Es una ciudad con ingresos altísimos, el presupuesto de la ciudad es altísimo. Podrían haber habido montones de obras nuevas: Ocho o nueve estaciones de subte más, podríamos tener más centros culturales, podría haber un sistema de moderno tranvía como en Europa. Podrían haber hospitales dignos. Podríamos saber de que un Estado presente se ocupa de que no duerma gente en la calle asistiendo y ayudando. Podría estar la ciudad llena de carteles modernos que orienten a los turistas. Deberíamos estar disfrutando los logros que son posibles cuando se vive en la ciudad más rica del país. En vez de eso tenemos la ciudad más sucia, deshecha, donde cada día se demuelen edificios históricos, donde el Teatro San Martín está dejado y se alquila para fiestas privadas… La ciudad de Buenos Aires y la Nación son mundos diferentes con problemas diferentes. Hay que ser interesados y votar lo que es mejor para nosotros. Evitar un candidato porque está alineado a Cristina y terminar con Macri es como clavarse un cuchillo en reclamo de mayor salud. Daniel Filmus es un tipo de un CV impresionante, un senador activo, laburante e impulsor de leyes notables y representa a una fuerza que sabe gestionar e incluir. Pino Solanas es otra opción, liderando una fuerza que a veces no se sabe al final para qué lado juega, pero que tiene interés también en una ciudad más justa. Ambas son opciones respetables, una de estas dos llegará al ballotage. Votala.

Fuente: Blog Revoleando Palabras