Archivos de la categoría ‘Derechos Humanos’

En julio de 2012, 364 familias ocuparon un predio de cuatro manzanas en Alejandro Korn y construyeron sus casas donde antes había un basural.
Una orden judicial anuncia que el 17 de febrero el barrio La Nueva Esperanza será desalojado en un operativo que contará con 1100 efectivos de la Policía Bonaerense.
Organizadas, las familias montaron una planificación urbana, instalaron agua, tendido eléctrico y con sus propias manos pusieron los postes de luz. También armaron espacios para deporte, recreación, un centro cultural y una salita para atención sanitaria.
Pero se encontraron luchando contra otros intereses: las especulaciones inmobiliarias que pretenden construir barrios cerrados amenazando los logros de la comunidad La Nueva Esperanza.

Miren este video de M.A.F.I.A.

POR FAVOR, DIFUNDIR.

También pueden ver el trabajo fotográfico de M.A.F.I.A. en La Esperanza, haciendo click aquí.

Anuncios

Sala Alberdi

La policía Metropolitana avanza.
Cubierto por una fila de escuderos, el líder de grupo reparte órdenes:
– ‘Avancen’, ‘Quietos’, ‘Formación’.
Gritos que se escuchan en medio del estruendo de las escopetas. Las pistolas de paintball se asoman constantemente de la masa represora en busca de un blanco.
– Ahora vamos a hacer ruido, que nos escuchen llegar – grita una vez más en una arenga que convierte los pasos de las botas en golpes sobre el asfalto de la Avenida Corrientes.
Los chicos (sí, chicos) retroceden. Se alejan hacía el obelisco ante el arrollador paso del BRI (Brigada de Respuesta Inmediata de la Policía Metropolitana).

En medio del caos no puedo evitar pensar que quizás una respuesta pacífica ante tanta locura, sería un buen camino. Sin embargo la falta de organización y lo desproporcionado del accionar policial, juegan una mala pasada. Como si la realidad me contestara en tiempo real veo venir un pibe en bicicleta. Se ve ajeno a la situación. Me hace acordar al tipo que en las películas de zombies que se despierta en un escenario apocalíptico y tarda en entender lo que pasa a su alrededor. Lo miro. Se acerca cada vez más. Siento la necesidad de advertirle, pero no hay manera desde el rincón del edificio en que me resguardo de las balas, las piedras y los gases.
El pibe llega hasta la línea de policías que marcha implacable. Pasa a unos metros y parece que saldrá indemne. Pero no. Uno de los policías se desprende de la formación y lo persigue. Con saña, con la misma saña del que minutos antes corría a un pibe de unos 17 años al grito de:
– Atrapen a ese sucio.
Sucio, lo que se dice sucio, me pareció el instante en el que ese policía le tiraba gas pimienta en la cara al pibe de la bicicleta.
El pibe cae. Miro desde mi escondite su cara enrojecida, la bicicleta tirada, el tacho prendido fuego.
Ya es noche cerrada. La mayoría de la gente duerme.
Pero los pibes de la Sala Alberdi no. La Policía Metropolitana tampoco.
Hay mucho en juego.
De un lado, la cultura. Del otro la represión.

Texto: Gonzalo Pardo

Foto: M.A.f.I.A.

Sala Alberdi

Llego a mi casa entrada la madrugada.
Fuimos con M.A.f.I.A. a cubrir el desalojo de la Sala Alberdi. Nos llamaron porque había un despliegue fenomenal de la Policía Metropolitana.

Los chicos que acampaban en la entrada levantaron la medida por 48 horas para favorecer el diálogo con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En una actitud artera, el gobierno faltó a su compromiso y cerró la reja que separa la plaza seca de la vereda, dejando a algunos de los chicos del lado de adentro, encerrados.

Otros se concentraron ahí mismo, en la calle, advirtiendo que el Gobierno estaba faltando a su compromiso de negociar con Hernán Lombardi, el ministro de Cultura.

Yo ví a los mismos policías iniciar un incendio que desembocó en la primera “reacción”: una manguera, mucha agua dirigida a pibes armados CON NARICES DE PAYASO!!!

Después de eso vinieron los gases y las balas de pintura para marcar a los que tomaban el lugar. A los pocos minutos empezaron a sonar balazos. Ahora, hay confirmados dos heridos con balas de plomo. Uno en el Hospital Argerich, el otro en el Durand.

Es doloroso verlos reprimir de noche, dejando a oscuras el edificio a placer, armando una emboscada desleal, indigna de un político que se precie.

Es una falta de respeto la manipulación de los medios que cuentan una historia muy diferente de la que vivimos los que estábamos ahí. Sabemos que la glándula de la ética la tienen atrofiada y esto no hizo menos que confirmarlo una vez más.

Mienten: no hubo enfrentamiento. Hubo una represión brutal.

Los ministros Hernán Lombardi y Guillermo Montenegro le niegan entrevistas a todos los medios que no sean TN.

La policía nos corrió dos, cinco, ocho cuadras… pero no se conformó con eso: un efectivo disparando un cartucho de gas lacrimógeno a la cara de un pibe que iba en bicicleta volteándolo en un charco de sangre no es menos que un acto de sadismo. Lo ví con mis propios ojos.

Pibes con un promedio de 25 años que reclaman el uso de un teatro, el acceso a la cultura popular, el desarrollo de actividades comunitarias.

Políticos que defienden con balas el uso de esa estructura para la realización de actividades privadas: los mismos políticos que alquilaron el Teatro San Martín para festejar el cumpleaños de un empresario.

Cultura versus balas.
Así NUNCA va a estar bueno Buenos Aires.

Texto: Nadia Lihuel
Foto: M.A.f.I.A.

Para Maldito Entusiasta: Barb Pistoia

Anoche celebrabamos los 34 años de Abuelas en el ND Ateneo. Por primera vez, en un acto así, el escenario se copó literalmente de los nietos restituidos, que desde la conducción empezaron a mimar a esas viejas hermosas que son las Abuelas… las “locas de Plaza de Mayo”, como las llamaban…

Realmente fue muy emotivo ver el teatro colmado, de generaciones compartiendo un mismo canto de homenaje y libertad, de deseos por lograr mas encuentros, y a la vez con esa profunda inspiración que genera ver a los nietos comandando un acto que tiene que ver con reconocer el camino recorrido, que nace desde un dolor profundo, que es el de ellos, de sus familias, de un país… Con la emoción a flor de piel, y la ansiedad ubicada hacia el próximo encuentro, es realmente renacentista darse cuenta como toda verdad descubierta, termina soltando siempre una celebración. Es como la gota de agua, patinando sobre las hojas a punto de caer al río… todo su pasar y pesar, culminará en el océano.

Mientras disfrutaba de la fiesta en el Ateneo pensaba que buena idea esa de los chicos expresándose y musicalizando el escenario, en un contexto que claramente es histórico, y esa misma decisión de ser ellos anfitriones literales, también resulta ser histórico. “34 años de búsqueda, 105 encuentros” habla mucho mas de la misma defensa al derecho a la identidad de lo que cualquier estatuto puede decir, sobre todo en la conceptualización de una política de derechos humanos que revalidó cada búsqueda y cada restitución de identidad, haciendo llamar a cada hecho por su nombre: hubo un plan sistemático de robo de bebes y una matanza a todos los niños que no tenían edad para ser reubicados en familias, y habían sido testigos de los secuestros de sus padres, el poner sobre la mesa la diferenciación entre adopción y apropiación, el sentido de pertenencia a través de la restitución, y el dar como bandera el 22 de octubre, como consecuencia viviente de esta incesante búsqueda, el reconocimiento al Día del Derecho a la Identidad, un derecho tan natural y obvio, que sino fuera por estos pañuelos blancos no existiría como tal, porque era impensado semejante horror.

Tanta atrocidad paso por estas tierras, que hoy nos encuentra en plena ola de juicios rebotando una mochila que supo bancar las transas de gobiernos democraticamente pobres, maricas, cobardes, ganado en intereses y no en convicciones, y sobre todo, cuidando los ranchos de complicidades añejas… Esa mochila que rebota en indultos, puntos finales, obediencias y caras pintadas de verguenza, entre tanto basural, hoy tiene alas gracias a que desde el 2003 a la fecha, los juicios nos han permitido blanquear el genocidio, los crímenes de lesa humanidad, el plan sistemático de secuestro forzado seguido por desaparición de personas, y cada uno de esos puntos oscuros que hacen a las torturas, violaciones, vuelos de la muerte, y tanto mas que esos años nos dejan como un puñal anecdotario.

También este contexto feliz nos permite comenzar a fichar con nombre y apellido, cara y vestimenta, a los civiles que impulsaron, motivaron, bancaron, prestaron servicios, silenciaron… No es detalle para nada menor que la última dictadura se debe a un golpe cívico militar. La profundización está llevando a medir la justicia en esas complicidades, con las cuales a diario convivimos y lidiamos, gracias a ese perverso ejercicio de no ejercitar la memoria que le da a muchos personajes la posibilidad de seguir su vida como si ningún daño hubieran causado, y mas aun, fieles a sus intereses, hacen, porque hay que hablar en presente, aunque hoy sus “haceres” se reciban diferente gracias al viva la evolución de los pueblos!

Esta política de derechos humanos que vino a acabar con el día de la inocencia para con todos, hoy nos dio una panzada de liberación karmática de la historia, en el que como militante, creyente, compañera, pero sobre todo como ciudadana enamorada de mi Patria, no puedo mas que emocionarme.

A pocos días de un triunfo que ratifica un modelo inclusivo, nacional y popular, con la bandera bien alta de la necesaria política de derechos humanos, y una diferencia electoral que solo el peronismo puede dar, aunque muchos traten de separar a Cristina de aquella doctrina de justicia social; a pocas horas de como decía al comienzo de este escrito, de celebrar los 34 años de nuestra queridas Abuelas con 105 nietos reencontrados en tres décadas y media, pero no con todo a favor sino mas bien que con 26 años de torear persecusiones encubiertas en nombre de la democracia, que tiraban para atrás con medidas y contramedidas, su lucha por la restitución de la identidad de sus nietos; y en una vigilia de la cual no hubiera querido ser testigo nunca pero ya ven… el destino dispuesto a que esta Argentina haga historia, nos sacó al mejor de nosotros para que su legado florezca como ni la primavera y su humedad lo saben hacer con la naturaleza… en un mes como octubre, un mes que nadie puede negar que es compañero y sabe como casi nadie el sentir que eso significa en la vibra fraternal, desde Comodoro Py al mundo se dió una sentencia que está a la moda de estos vientos, y nos hace ser recurrentes y abusivos.. felizmente abusivos de decir que estamos en tiempos históricos.

No puedo decir que los compañeros desaparecidos descansan en paz, porque los veo vivos, los siento acompañando este proceso maravilloso de reparación histórica y de redistribución de derechos, de riquezas y de puentes para concretar sueños grandes de Patria Grande. Para mi cada compañero desaparecido vive en mis compañeros, comandados por la Jefa de nuestro Estado que como buena leona va al frente para con todo, reivindicando no solo aquella generación suya, sino que reivindicando las fuerzas de éstas nuevas juventudes que han aprendido a ganar las batallas de corazón, movilizadas desde el amor a la Patria y no por el amor individual a intereses que dan logros a unos pocos, y son bombas de tiempo para el pueblo. ¿Cómo creer que los 30mil compañeros no viven, si hay una Plaza colmada celebrando una elección democrática en la que se pone en juego la profundización de una unidad latinoamericana con políticas de Estado como estandarte?

Lo que sí puedo decirles, a pesar de no ser una amante de la concepción al término “paz” que suelen darle, y ahí me apoya Bukowski hablando algo así como que “la paz de la vida, es la paz de la muerte”; hoy dejando de lado esas sensaciones puedo contarles que cada noche que culmina con jornadas como éstas, sí, históricas, uno mismo descansa en paz… o mejor digamos en calma,  y que la penumbra de la permanente paz los acose hasta volverse karma a quienes tanto daño han hecho sobre nuestras tierras. Vayamos a lo que hoy vive, y vivirá siempre, que son las utopías, los ideales, los enamoramientos colectivos de hacer un mundo mejor… por esos los propios sueños de nosotros, que venimos con el ímpetu y compromiso de terminar lo que a aquella generación se le arrebato de las manos, se funden en un azul diferente para que al amanecer la hora mágica nos permita concretarlos con mas ganas, con mas convicción, con mas fuerza… con mas amor a la vida, porque de eso se trata vivir: compartir sueños y cruzar lazos para poder concretarlos. Sino, para qué estamos acá conviviendo?

Hoy en Comodoro Py la sentencia se hizo esperar, pero si esperamos desde 1983 que la Justicia haga lo propio, un par de horas mas podemos decir que vienen a prueba de templanza. Ahí estaban ellas, esas mujeres que se les caen las manos de sus arrugas pero que se comen el mundo con el hambre de su corazón colmado de amor, y esa demora que fue masticadas entre ansiedades bien paridas, tal como ellas parieron a sus hijos, y sus hijos parieron a sus nietos… hoy muchos ahí, llevando en la sangre y en la voz la batalla bien alto, para que quien quiera oir que oiga como la justicia nos cantaba un himno nuevo de libertad.

Es tan histórico el momento, que en la puerta del tribunal se monta un escenario con pantalla gigante. La espera se hace amena y hasta educativa, la memoria como punto de partida repasa momentos de la historia de los organismos de derechos humanos, y a la vez de los protagonistas. De los que no están, y de los que hacen que ellos esten por medio de su lucha. Los árboles genealógicos dan muestra en vivo y en directo del poder de la fotosíntesis, así las imágenes compaginan dolores, con resistencia y logros. HIJOS conduce, las Madres y Abuelas participan, los compañeros están ahí expectantes, todos titulares de una selección nacional de amor y esperanza. Soltar. Soltar de tal forma que al oirse el veredicto y la sentencia, hay silencios bailando con aplausos, y todo se desata en una fiesta. Sí, como dije mas arriba… ese es el poder indiscutible de la verdad, la fuerza de la verdad resulta ser un momento compartido que renace, Ave Fénix, en libertad.

Vaya que es historia hermano ver esto.. vaya que es historia decir que así como un político te genera amor, la justicia de tu país te da orgullo y emoción.

Por el maestro Rodolfo Walsh, por las compañeras francesas Alice Domon y Leonie Duquet, por las madres de la vida Azucena Villaflor, Mary Bianco y Ester de Careaga… por cada compañera que tuvo que parir en la ex ESMA y cada bebe robado, por cada vuelo de la muerte, por cada ángel que se haya sentido avergonzado… Y también por Néstor, bordeando la medianoche del 27 de octubre, diez días despues de la lealtad… carajo que demostró serlo marcando un camino al bajar el cuadro de Videla.

Por eso Argentina, por eso América del Sur… Nunca menos, imaginen a los dinosaurios en cana!

Perpetua :::
Jorge “el Tigre” Acosta
Antonio Pernías
Alfredo Astiz
José Montes
Raúl Scheller
Jorge Radice,
Alberto González
Néstor Savio
Ricardo Cavallo
Adolfo Miguel Donda
Julio César Coronel
Ernesto Weber

25 años a :::
Manuel García Tallada
Juan Carlos Fotea

20 años a :::
Carlos Capdevilla

18 años a :::
Juan Antonio Azic.

Libertad a :::
Juan Carlos Rolón

Absuelto :::
Pablo García Velazco

 

Yo estoy medio vago y con mil cosas ultimamente. Afortunadamente, Barbara Pistoia sigue con sus grandes aportes y ya se convierte en una gran colaboradora de Maldito Entusiasta. Les dejo su nota respecto del Caso Noble y la conferencia de Estela de Carlotto.

Con las Abuelas NO! Clarín

Hoy pasadas las 12hs, en su casa, Abuelas de Plaza de Mayo ofreció una conferencia de prensa para hablar acerca del Caso Noble. En lo personal, me atrevo a ampliarlo más: para hablar de la causa de las Abuelas, que no es ni más ni menos que la de buscar – para encontrar – a sus nietos robados en la última dictadura. Claro que hay particularidades que todos conocemos ya que hacen que, si bien suelen realizarse conferencias por diferentes motivos, quizás en este contexto sea mas que clave, ya que las posibilidades que las voces todas expresen su verdad, se ven bastante amortiguadas desde el hecho básico que una de las partes involucradas, es propietaria del medio que maneja el 70% de la comunicación y no tiene voluntad de esclarecer la causa.

Con transmisión en directo desde la TV Pública y la Radio Pública, el mensaje que se resaltó fue claro: la búsqueda de la verdad, la búsqueda de los nietos.

Y mas allá que no está de más salir a remarcarlo, realmente ¿hace falta aclarar las buenas intenciones de la Asociación Abuelas Plaza de Mayo? ¿No es notorio que ellas son las mismas de siempre? O no, en realidad no, porque el paso del tiempo ha hecho lo suyo – a favor y en su ley natural – porque con los años han ido sumando adherentes por todo el mundo, por lo que si no son las mismas de siempre es por lo que han ido inspirado en todos – desde su coherencia y obrar – el deseo de restituirle la identidad a sus nietos y la noción sobre el derecho de saber quien es cada uno.

Mi adolescencia noventosa me hace recordar a éstas mujeres como parte de los pocos que resistieron a la pseudo democrática presidencia del riojano; también las recuerdo voces despiertas y firmes, cuando el presidente siguiente, antes de huir en helicóptero anestesiaba al país; y no me puedo olvidar que a medida que los vientos del sur fueron renovando la mugre nacional, ellas obtuvieron el reconocimiento que nunca se les dio como víctimas de un Estado que no garantizó la integridad de sus familias, y muchos de los que hoy salen a cruzarlas no paraban de galardonarlas; claro que por ese entonces para los grupos del poder económico y sus secuaces, mas diferentes oportunistas, eso los hacia quedar bien parados frente a una Nación que como pocas veces antes exigía profundizar acerca de lo ocurrido la última dictadura.

Pero no confundamos: las abuelas de Plaza de Mayo son, sí, Abuelas de Plaza de Mayo, desde 1977 a la fecha, y lo seguirán siendo en octubre, dentro de cuatro años o veinte años o como cuando ya no estemos para contarlo nosotros, pero sigan creciendo en el boca en boca de cada testimonio de nuestra historia. No necesitan de un gobierno que revalide su obra, lo que no significa que sea un deber del gobierno y del Estado, respaldar 100% su causa que es la batalla del pueblo que las abraza; porque han sido las Abuelas las que desde que les tocó salir a la calle por la forzada desaparición de sus hijos, previa a la de sus nietos, han estado siempre al pie del cañón reclamando justicia social, en ese amplio abanico tan ignorado hasta hace unos años por parte de las políticas de derechos humanos; pero ojo, la valorización de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, así como de cada uno de los que forman parte del equipo de laburo protegiendo los pasos dados y proyectando los que se deben dar en este camino de seguir sumando verdades, lo generan ellas mismas trabajando incansablemente con el objetivo claro que las unió y las trajo hasta aquí: la búsqueda de los nietos. Ellas son las mismas siempre, y desde ese lugar hacen lo mismo de siempre; el que no es el mismo, es el país… Argentina es un país diferente donde las negociaciones y los intereses han sido puestos sobre la mesa; y el que no quiere ver, es por pura intención de no hacerlo, y eso que aun no nos dejan disfrutar de la Ley de Medios en plenitud…

Parándonos nuevamente en el caso Noble, que quede claro que del lado de Abuelas no hubo ningún trato que difiera de los dados al resto de los casos. La identidad de Marcela y Felipe llegan a estar en duda por indicios que siempre terminan de comprobarse o esfumarse gracias al resultado que dé el ADN. Osea es el mismo circuito siempre, cambia solo el inicio del trámite; porque como se están buscando adultos, hace años ellos mismos notan posibilidades y haciéndose eco de su incertidumbre se presentan voluntariamente con las dudas y contando su historia de vida. Salvo por ese principio el desarrollo es igual con todos, sea cual sea el nombre y la posición económica o sociopolítica de quien se trate: presentación + indicios + investigación + ADN + resultado. Cada instancia además cuenta con el apoyo total del equipo terapéutico y siempre se respetan los tiempos de los involucrados, para seguir avanzando o no. La diferencia con las causas judiciales es que se vuelve imposible el trabar la extracción de muestras, porque no hay que olvidar que tanto la Identidad como la Restitución de la misma es un Derecho, y no es lo mismo una adopción que una apropiación de menores, por que es un delito. Claro, “imposible trabar” si es que no se tiene las influencias que Ernestina Noble de Herrera demostró tener, como para atrasar una causa diez años.

Al demorarse la extracción de sangre y/o la obtención de las muestras, tarda en llegar la respuesta que permite avanzar en la búsqueda a medida que se cierran las posibilidades de encuentro. Por eso hace unos días hablé de la libertad del resultado, sea cual sea, porque realmente lo es, el positivo o el negativo, ya que cierra con una duda, y para las partes implica poder seguir con su lucha hacia el esperado reencuentro: el de las Abuelas con sus nietos, y el de los chicos con su identidad en caso que lo quieran saber – que en este caso ambos hijos de la dueña de Clarín, han declarado públicamente no interesarles saber -.

Hablar de ganadores y perdedores, es criminal. En todo caso ganamos todos, o perdemos todos, en paralelo al delito que implica la apropiación sistemática de bebes en la última dictadura, y en cuanto esos niños hoy hombres y mujeres, sean restituidos en su identidad, pudiendo elegir ellos como continuar su vida, que también es su derecho. Pero no se puede criminalizar el derecho de las Abuelas a mover cielo y tierra para llegar a los chicos, y tampoco se puede obviar que del centenar de nietos encontrados, la gran mayoría participa activamente y con mucho corazón de las batallas que han de resistir los organismos de derechos humanos. Y digo, no puede ser una lectura menor, porque a lo largo de todos estos años se ha sabido que el robo de bebes, fue parte de un macabro plan de venganza para utilizarlos como botín de guerra, y salvo aquellos que fueron adoptados de buena fe, con la irregularidad de la apropiación respaldada por jueces de turno, el resto no conoció el vínculo familiar como tal porque nunca dejaron de ser los “hijos del enemigo”.

Estela dijo hoy: “Voy a decir una frase lapidaria: con las Abuelas NO Clarín”. Y no deja de ser un grito de fuerza mayor que muchos queremos darle en la cara al Grupo desde hace largo tiempo ya, pero puntualmente desde la semana pasada cuando comenzó el análisis de las muestras. Sus señales televisivas están literalmente mintiendo e instalando definiciones erróneas acerca de lo que implica una causa de ésta índole. Lectores y espectadores de TN, Canal 13, La Nación, Clarín, Perfil, etc., tengan claro: no hay persecución, no hay fraude, no hay fracaso… El inescrupuloso piensa que todos son de su condición. Y en lo que sí se puede hablar de triunfo de la justicia, dado los beneficios que malacostumbran a los poderosos económicos, es que por ley, mas allá del pedido de Marcela y Felipe, sus datos ya quedan en el Banco por que aun sigue en construcción porque nuestra historia aun lo está, mal que le pese a muchos de los que hablan de revisionismo a cuestas de haber limpiado sus sucias imágenes.

Repasemos el escenario de los absurdos: la misma Ernestina Noble ha sugerido que Marcela y Felipe podrían ser hijos de desaparecidos. (Ver carta abierta de la Sra. Acá). Ella misma habla de uso y crueldad para sus hijos, a los que les hicieron “leer” una carta televisada por su canal, cuando claramente no se los vio cómodos (Ver video). Ahora le piden a éstas mujeres que se disculpen por el daño ocasionado a los jóvenes, pero lo hacen por medio de declaraciones de sus monigotes de turno (Alfonsín, Carrió). Pensar que tanto las han utilizado a las Abuelas siempre que les convino para ir quedando bien con la voz popular, salvo ahora, que se han vuelto sordos cuando el pueblo por medio del legitimado grito de guerra exige “devuelvan a los nietos”. Después de 10 años, en pleno marco electoral se cede a dar la muestra, y en cuanto asoman los primeros resultados parciales, salen contra el gobierno con placas en continuado como si se siguiera informando desde algún bunker post conteo de elecciones. Ni ellos mismos respetan su propia sangre ni aprenden que cuanto mas oculten, más encima se les estará porque ya se sabe la relación íntima y cómplice con los genocidas. Hasta aquí los medios no hablan que se comprobó que la adopción fue ilegal, con lo cual hay un delito ya, pero sí hablan porque les resulta importante e imprescindible, hablar de Cristina Kirchner mezclado con la mentira de “Cae la acusación”, por que así tratan de limitar la lucha de las Abuelas a un gobierno de turno, como si el Derecho a la Identidad sea un tema político. La Presidenta no es la que extrae las muestras; antes y después de ella, seguirá estando la necesidad de encontrar a los más de 400 chicos. Finalmente todas las sospechas que surgieron al saberse que a la extracción, tras una década de fraudes, comienzan a visibilizarse: tenían el dato que entre la información que se cuenta en el Banco, sus datos no estaban, y desprestigiando con su propia bosta reciclada la bandera de derechos humanos, ubicaron el tema en un marco que perfectamente lo pone de rehén para ir contra el gobierno.

“La memoria para una democracia es necesaria, y querer negociar la amnesia, felizmente en un país clarecido como el nuestro, va a ser imposible.” Con éstas palabras cerró Estela la conferencia, en un contexto emotivo y sensible, fortalecida por la convicción de saber que las cosas se han hecho bien desde siempre y que ella, junto a todas las Abuelas han estado guiadas por su amor, por la buena fe, yendo por sus derechos hermanadas en la justicia, y sobre todo por la sabiduría de haber entregado su vida a transformar el dolor mas crudo en una batalla que nos salva a todos – no solo Argentinos ni Latinoamericanos, sino a la humanidad – por que es una herida letal que se borre nuestro nacimiento para llenarlo de odio inexplicable, sin embargo ellas han hecho de ese delito, un Ave Fénix que vive en sus venas y nos contagia, inspira y conmueve. Por eso Clarín, con las Abuelas NO! Hoy somos todos las Abuelas, y siempre es hoy.

Tal como muestra el video de la conferencia, se entregó un informe que a continuación se puede descargar, adjunto al comunicado que Estela leyó. Se agradece claramente la difusión del mismo, dado que es la única manera posible de difundir la verdad, ya que aun no hay ADN a las noticias, a las maneras de darlas y a la buena fe de quien las da:DESCARGAR COMUNICADO + INFORME 

 

Bárbara Pistoia, escritora y periodista, o viceversa, o las dos cosas cuando combinan, o ninguna cuando se neutralizan con el vértigo de la hoja en blanco. Asesora en la Legislatura de la Ciudad, dedicada, allí y afuera de allí, particularmente a Cultura y Derechos Humanos. El ser futbolera la llevo hasta el periodismo deportivo casi sin darse cuenta. Militante con colaboración voluntaria de Abuelas de Plaza de Mayo; y del movimiento nacional y popular, desde La Cámpora. Fundamentalista de las políticas de Estado como República, y como acción social, como espíritu propio de cada ciudadano; y también fundamentalista de la música, la lectura y la autogestión, como motores esenciales de la construcción nuestra de cada día. No tuvo crisis de los 30, pero tiene crisis socioculturales a menudo. Verborrágica y ciclotímica insoportable, oral y en letras, sin poder de síntesis no solo en la comunicación sino que también en su fe, convencida que la respuesta a Luis Alberto sobre ¿quién resistirá cuándo el arte ataque?, está en nosotros expresándonos y embelleciéndolo todo con conciencia colectiva. Y ahora experimenta hablar sobre si misma, en tercera persona, para sentirse Marado’ un ratito. Este link funciona como archivo viviente de varias cosas:http://www.flickr.com/people/haikumatata/

Estoy viendo que en la reproducción de lo sucedido hoy, cada vez queda mas deformado como es el tema de la comparación del ADN de Marcela y Felipe con el banco genético. Claramente este es EL caso en el que se ve claramente la mano de como manipulan lo que (des)informan, y de esa forma como quieren encarar y profundizar mas la desviación principal, coherente con su derechazo. Vi un título hablando de “la mentira de los ADN” u opiniones de “tanto lío para un ADN negativo”, o notas simplemente diciendo “Causa Noble: ADN negativo” y no, no es así…

NO es que ya se sabe que no son los nietos que se buscan, el primer resultado que hoy dio negativo fue en la comparación inicial, la que va con las dos familias querellantes. Osea, solo se los cruzo con los Lanouscou Miranda y los Gualdero García. En este cruce, sí: no hubo concordancia. Garantizando que se mantengan las condiciones para seguir con el cruce, en lo inmediato se va a hacer el segundo cruce con las familias que buscan a sus nietos o que perdieron a sus hijos que iban a ser padres, mejor dicho, entre 1975 y 1976. Este punto es muy importante porque ahí entra el cruce con Chicha Mariani, que en cuanto a lo avanzado de su búsqueda y como fue desarrollándose su investigación, todo daría cuentas que Marcela es su nieta. Y finalmente, lo que mas costó sacar el OK en la causa judicial, se va a hacer en tercera instancia, que es la comparación con todo el resto del banco genético. 

Ahora bien, y acá me parece que es lo mas importante: así y todo los resultados de los cruces den negativo, no es un fraude de Abuelas ni de su lucha, ni fueron en vano los 10 años de espera para llegar a esto ni se jugó politicamente con ésto ni mucho menos, ni todo lo que se les ocurra poner a ciertas personas. Por lo contrario, siendo la extracción de sangre y la entrega voluntaria de saliva de los chicos, siendo lo exacto, siendo leales las muestras, tanto el resultado positivo como el negativo, es un triunfo en la política de derechos humanos y todo un símbolo en la batalla de las Abuelas. Los dos resultados liberan a todas las partes: a los que buscan nietos/hermanos que ya saben que su lucha debe continuar por otro lado; y a la vez libera a Marcela y Felipe de estar en el ojo de la tormenta de los intereses que el Grupo Clarín a mezclado, incentivado y reproducido siempre para embarrar la cancha. También los dos resultados cumplen con el derecho de las familias a saber si sus nietos/hermanos viven, y quienes son, por que no nos olvidemos que estamos hablando de apropiaciones, y no de comparar ADN con una “adopción mas”. Estamos hablando de familias a las que le robaron a sus nietos/hermanos en la última dictadura, para utilizarlos como botín de guerra, por lo que se suma el derecho a la verdad, a la justicia, y a la restitución. Por último, cómo va a ser un fracaso teniendo en cuenta éste detalle no menor: las muestras de Marcela y Felipe, ya quedan en el banco para ser también cotejadas a futuro, con las familias que se vayan sumando o con quienes realicen el examen para lograr su verdad.

Entonces ojo, que no nos engañen con éste tema porque de acuerdo a como se trate la información – y mas aun cuando se tengan todos los resultados finales – las palabras que se utilicen, los tonos, la tendencia, etc, van a tener influencias en las personas que tienen dudas sobre su identidad acerca de como salir en busca de sus respuestas, y eso tambien como consecuencia, va a generar movimientos en la cercanía a Abuelas o la CONADI.

Siempre lo que debe quedar en claro y como eje de toda discusión es que la verdad es lo que libera, e ir encontrando respuestas en el camino de saber quien es uno, es un triunfo profundo en la libertad de cada persona. En conjunto, es un paso enorme para una sociedd que convive con mas de 400 jóvenes que viven engañados, y que por sus edades, ya tengan ellos hijos, a los que están criando con otros nombres y con historias de vida que no son mas que un cuento macabro. La identidad es un derecho. Era algo tan natural que no se tenía en cuenta como tal, hasta que la atrocidad logró ponerlo sobre la mesa.  Es tan primitivo como esencial saber que respondernos cuando nos preguntamos: ¿Quién soy? y todo lo que nos surge desde esa incertidumbre inicial.

Los invito a entrar a la página de Abuelas, que ahí hay muchísimos testimonios de los nietos restituidos y también de ellas contando como viven la espera, para que puedan entender desde lo que ellos sienten, la importancia del reencuentro con la verdad, aunque en principio sea un resultado de comparación de ADN, y por eso debemos ser cuidadosos en las lecturas que hacemos, y como lo reproducimos: http://www.abuelas.org.ar

 

Bárbara Pistoia, escritora y periodista, o viceversa, o las dos cosas cuando combinan, o ninguna cuando se neutralizan con el vértigo de la hoja en blanco. Asesora en la Legislatura de la Ciudad, dedicada, allí y afuera de allí, particularmente a Cultura y Derechos Humanos. El ser futbolera la llevo hasta el periodismo deportivo casi sin darse cuenta. Militante con colaboración voluntaria de Abuelas de Plaza de Mayo; y del movimiento nacional y popular, desde La Cámpora. Fundamentalista de las políticas de Estado como República, y como acción social, como espíritu propio de cada ciudadano; y también fundamentalista de la música, la lectura y la autogestión, como motores esenciales de la construcción nuestra de cada día. No tuvo crisis de los 30, pero tiene crisis socioculturales a menudo. Verborrágica y ciclotímica insoportable, oral y en letras, sin poder de síntesis no solo en la comunicación sino que también en su fe, convencida que la respuesta a Luis Alberto sobre ¿quién resistirá cuándo el arte ataque?, está en nosotros expresándonos y embelleciéndolo todo con conciencia colectiva. Y ahora experimenta hablar sobre si misma, en tercera persona, para sentirse Marado’ un ratito. Este link funciona como archivo viviente de varias cosas:http://www.flickr.com/people/haikumatata/