Archivos para abril, 2012

Algunas fotos de los fantásticos paisajes del Valle Hermoso. Detrás de Las Leñas, un camino de ripio recorre la cordillera por dentro y nos transporta a vistas y sensaciones salidas de la mente de Tolkien al crear la tierra media. Que las disfruten.

Anuncios

Durante 2011 el escenario regional para la legalización del aborto temprano se ha modificado favorablemente. El comienzo del debate parlamentario en Argentina, la discusión en Brasil sobre la reforma penal y  la media sanción del proyecto de ley que despenaliza el aborto hasta la semana 12 en Uruguay nos comprometen a redoblar los esfuerzos. La democratización de la información sobre el uso de misoprostol, un  medicamento simple de usar, barato, efectivo y que es auto suministrado por las propias mujeres ha acelerado el debate y permite dar un giro en la discusión, poniendo en el centro a las mujeres, sus derechos humanos y la profundización de un modelo nacional, popular y democrático.

Creemos  oportuno y necesario profundizar y fortalecer los argumentos que consolidan y garantizan tanto el debate parlamentario como la aplicación de políticas publicas centradas en las mujeres y niñas, en consonancia con los inmensos avances registrados en los últimos 10 años en materia de derechos humanos de las mujeres. Para esto es que realizamos estas jornadas públicas, en las que transitarán durante dos días expertxs, investigadorxs, juristas, organizaciones políticas, equipos de salud, movimientos sociales, organizaciones de lesbianas, mujeres, trans, travestis y niñas, para seguir pensando y construyendo la Argentina que soñamos para todas y todos.

En el camino hacia las jornadas durante marzo y abril abrimos dos  convocatorias dirigidas a grupos comunitarios, organizaciones sociales, partidos políticos,  equipos de atención pública de la salud, docentes, colectivos profesionales, agrupaciones estudiantiles, farmacias y bancos de medicamentos de carácter público que tengan inserción territorial y trabajen en contacto directo con mujeres que necesitan abortar.

Click acá para conocer el Programa del Congreso.

Hoy les comparto un hallazgo que hice hace un tiempo en la feria de Dorrego y Corrientes. Un día paseando y chusmeando canastos encontré la perla que hoy les voy a compartir. Es un el ‘Manual Policial de la Toxicomanía’ del año 1979 de la Editorial Policial. Además de ser completamente anacrónico en muchos aspectos, bizarro en otros y repetir mucho la palabra represión, está lleno de prejucios y cosas graciosas/terribles.

Sin más, los dejo con las fotos que le saqué para poder compartirlo con todos ustedes.

Y apenas abrimos, ya en la primera página, encontramos la primer alerta. El libro pertenecía al Inspector Jorge Piedrabuena. Está hablando del fasooooo.

Comisión redactora.

Dedicado a…

Cómo detectarla?

Lote de Picadura de Marihuana

Siempre desconfíen del signo de la paz.

Cómo armar un Joint o cigarrillo de Marihuana. Ojo, miren como el texto dice que si la fumaban los soldados en Vietnam era relajante. Ah, el doble standard.

“Deformación facial caracteristica del hombre del altiplano y zonas de influencia” #HolaINADI

Tomada solo minutos después de inyectarse la sobredosis. Calentito, calentito el cadaver…

Y a continuación todas las páginas dedicadas a listar todos aquellos lugares donde un drogadiPto podría esconder LA DROGA. No voy a destacar ninguno. Dejo en sus manos encontrar los más “nada que ver”.

Sin más, nos despedimos con este video de Capusotto que nos ayudará a detectar a los Hippies y a la temida “DROGA”.

Nuevo post de la sección que hemos dado llamar “Arte Entusiasta”. Son 3 obras de Mariana Gabor (Pintora, escultora y docente).

Las tres pinturas pertenecen a la serie ‘Las cardonas’ y son de 2011. Este texto de Pablo Donzelli acompaña las obras.

Las espinas atacan o se defienden? Duelen o duelan? Se pregunta un duende que puede ver la simbiosis. Colores y oscuridad. Mujer y cardón. O mujer cardón. Danza. Entrelanzas. Lienzo. Descalza. Manso el cielo. La tormenta está en el suelo. Las pencas vienen marchando.

Ella y el (acrílico sobre tela 100×100)

Espacial (acrílico sobre tela 100×110) 

Fluir (acrílico sobre tela 80×80)

Hace unas semanas fui a sacar fotos al recital de Miss Bolivia en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti. Para los que no lo saben el espacio funciona en la Ex ESMA. Hasta ese día siempre había mirado la ESMA desde afuera. Casualmente había pasado unos días atrás caminando por fuera. La recorrí de punta a punta por la vereda desde la Avenida Crisólogo Larralde hasta la General Paz. Mi caminata se caracterizó por el silencio. Parece mentira que al recorrer ese trayecto, transitado por infinidad de autos y colectivos, los sonidos no me llaman la atención. En cambio, la reja y todo lo que está detrás, se erige inmóvil y desierto, como amenazante.

El día del recital, llegué solo y caminé despacio por dentro. Esos pabellones con muchas entradas y pocas salidas dominan el paisaje. Las escaleras que bajan hasta una pequeña puerta que parece empotrada a la fuerza en el edificio me aprietan un poco el pecho. Camino casi sin desviarme, casi como con un tímido respeto, hasta llegar al Conti. Al entrar al edificio donde se encuentra el auditorio y la sala de exhibiciones, rápidamente me chocó el contraste. Un lugar lleno de luz, como que el cambio se sienta respecto de la densidad del aire que reina en el exterior.

Lo que vino después fue mágico. Un grupo de gente que respira arte y buena onda. Gente amiga y gente que veo por primera vez en mi vida. Todos juntos. Tacitamente nos abrazamos con las miradas porque acá se vino a resignificar el horror. O como lo dijo Paz, a exorcizarlo.

Al entrar al auditorio miré el piso. Ver los pisos originales poblados de miles de pedazos de madera fue un shock. Los pisos de la ESMA. Es como si pisarlos pudiera transmitirme parte del horror. La foto acá debajo lo retrata.

El resto es historia. Miss Bolivia puso toda la fuerza que lleve en ese armónico pero escueto cuerpo y puso a todos a bailar. Esa energía copó el Haroldo Conti y la memoria se hizo presente. Porque nosotros podemos bailar en medio del horror. Y bailando cambiamos todo, pero sin olvidar nada.

Y es por eso que puedo decir que entré a la ESMA y salí del Centro Cultural de la Memoria.

Gracias.