Mandá “Decadencia” al 2020

Publicado: 25 octubre, 2010 en Textos

Recién leía este post de Gerardo Fernández sobre “El pelotudo argentino” en su blog Tirando al medio y quiero rescatar este fragmento:

El pelotudo argentino no discute de política porque “ni él va a cambiar tu forma de pensar ni vos se la vas a modificar a él”. No viene programado para rebelarse pero sí está formateado para ponerse del lado de los ricos toda vez que se intente sacarles algo. El pelotudo argentino de pueblo chico, por ejemplo, es de meterse en comisiones junto a los capangas del lugar para compartir reuniones y asados y creer así que por estar sentado al lado del potentado su status se ennoblece.

Este fragmento me catapultó automaticamente a esta gran cita de Bertolt Brecht:

El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, del pan , de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de las decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

Uno puede estar de acuerdo con el gobierno o no. Eso lo podremos seguir discutiendo y discutiendo. Pero si hay un fenómeno que ha llegado de la mano de esta gestión, es la exposición del analfabeto político. Queda en evidencia en cada charla. Cada vez que repite como un loro lo que le inyectaron en TN o Clarín, alguien lo cuestiona y al menos lo obliga a hacer un esfuerzo.
Después de la huida en helicóptero de De la Rua, mientras que yo con 20 años me puteaba con mi viejo que asustado no me quería dejar ir a la plaza por miedo, mucha gente a mi alrededor se golpeaba el pecho y decía no importarle la política. El “Que se vayan todos” de la post crisis 2001, venía acompañado de una energía peligrosísima. Porque funcionaba como una manera de decirnos a los jóvenes que todo estaba perdido, que nada podía cambiar.
Pero en estos últimos años la corriente ha cambiado. La realidad exige compromiso y el pelotudo argentino/analfabeto político están cada vez más en evidencia. Se siente incómodos. Se quejan. Patalean. De pronto me ilusionó y creo que va a haber menos gente pidiendo culos al 2020 directo a su celular. Porque no pueden detener lo que pasa a su alrededor. Cada vez son más y cada vez más jóvenes los que se involucran de nuevo en la política. O al menos se preocupan y quieren informarse.
Y yo me alegro porque esos, son los que van a seguir incomodando al pelotudo argentino. Y en una de esas, hasta los hace un poquito menos pelotudos, pero un poco más argentinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s